viernes, 11 de junio de 2010

Cárcel de La Asunción, Jerez

Ahora os mostraremos nuestro lugar favorito... El abandono más grande y misterioso que hemos encontrado. Lo hemos visitado innumerables veces desde que lo descubrimos a finales del 2008. La famosa cárcel de Jerez, transitada a diario por jóvenes curiosos, grafiteros y vagabundos buscando refugio. La primera vez que la pisamos, era de noche. No sabíamos si estaba prohibido entrar... pero los grandes agujeros que había en las vayas nos tentaban bastante. Nos introducimos rápidamente hasta llegar a la puerta principal, observando todo lo que se ponía a nuestro alcance... Varios pasillos larguísimos sumidos en la total oscuridad nos invitaban a dar un peligroso paseo por la prisión.





Pero prefiero poneros las fotos que hicimos de día ya que se verán mejor ^^


La cárcel "La Asunción" Abrió sus puertas en 1962 acogiendo a todo tipo de personas durante 38 años. En el año 2000 quedó abandonada a su suerte sufriendo destrozos diarios hasta el dia de hoy.


Ésto es lo que nosotros llamamos "La cúpula", el centro de la cárcel. Desde aquí se puede acceder todas las partes del edificio.


Éste es el primer pasillo de celdas que nos encontramos. Su estilo es diferente al resto de pasillos que hay en la cárcel.





Uno de los días que investigamos la cárcel por la noche, entró un grupo de gamberros armando escándalo con palos en las manos. Corriendo, subimos las escaleras y nos escondimos en una de estas habitaciones. El grupo estuvo a punto de subir, pero decidieron marcharse. Nos asustamos un poco pero fue divertido.

Ahora nos dirigimos a uno de los patios. Éste lleva a varias habitaciones y a la segunda zona de celdas.



Habían dos cestas para jugar al baloncesto y unos lavabos. También una habitación que parecía un aula.


Ahora nos encaminamos hacia las escaleras que llevan al primer pasillo de celdas.




Este pasillo es el más impresionante de la cárcel... a mi me encanta, sobre todo de noche.



Atravesando un estrecho pasillo, accedemos a la otra sala de celdas. Es prácticamente idéntica a la anterior.


Retrocedemos nuestros pasos para terminar de enseñaros la parte izquierda de la prisión, en mi opinión la más peligrosa; la enfermería. Aquí se encuentran las salas donde los presos eran examinados y atendidos. Todos los medicamentos y la mayor parte de los informes sobre el seguimiento de las enfermedades que padecía cada paciente, están desperdigados por el suelo.




Allí se respiraba un aire asfixiante que nos hacía estornudar y toser y con frecuencia producía picor en los ojos, sin duda debido a los diferentes medicamentos derramados por el suelo. No podíamos permanecer mucho tiempo por allí.


Después de ver la enfermería, ponemos rumbo hacia los módulos 4 y 5, situados a la parte derecha de la cárcel, sobre el comedor y la cocina.






La pared que hay junto a la entrada del modulo 5 impresiona... sobre todo por la noche. En la foto se pueden ver manos blancas ocupando toda la pared. Alguien se entretuvo bastante haciendo este dibujo.


Vista de uno de los patios interiores desde el pasillo del modulo 5.


Éste libro, lo encontramos sobre la mesa de una de las habitaciones. Tenia un mensaje escrito a lápiz, medio borrado y en el reverso del libro, estaban escritos los datos del preso, con su dirección, teléfono y DNI. Por ese motivo no publicaremos la segunda foto.



Aquí os enseñamos una foto de la cocina.


Ahora os mostraremos las salas que quedan en la parte derecha de la cárcel, y también el último módulo, el módulo 1. Primero os pondremos las fotos que sacamos la primera vez que visitamos la cárcel (2008) y después, en comparación, las de la última vez que la vimos.

2008:






2010:






En algunas se aprecia bien la diferencia, sobre todo en el pasillo de celda, que en el 2008 conservaba todas sus puertas. Por último unas fotos de la parte oculta de la carcel, a la que no descubrimos como acceder hasta semanas antes de su demolición. Al final de uno de los servicios, había un agujero en la pared por el que cabía perfectamente una persona.





Parecía que querían proteger de los destrozos aquella zona de la cárcel, ya que todas las puertas principales estaban cerradas a cal y canto. Si alguien no hubiera hecho ese agujero en la pared no se podría acceder.



 Aqui todo era diferente... en vez de una cárcel, esto era más parecido a una casa abandonada. Con su cocina, cuartos de baño... habitaciones.








Una de las habitaciones daba a una especie de patio en el segundo piso. Después había una puerta que llebaba a una habitación claustrofóbica. En ella había una escalera que nos invitaba a subir...



Unos depositos... no sabemos que es lo que podrían contener antiguamente.



 Desde allí se podía ver la fachada interior de la cárcel.

Decidimos bajar para seguir viendo las habitaciones. Cuando nos volvemos a topar con otra puerta. Ésta tenía un nombre grabado en una plaquita, como si comenzara otra casa.








Cuando llegamos al final, el patio dejaba ver la ciudad con sus luces ya encendidas por que se estaba haciendo tarde.




Una vez terminamos, bajamos por las escaleras viendo la puerta tapiada que daba acceso a esa zona.





Desgraciadamente, esa fué la última vez que entramos en la cárcel... Unas semanas después volvimos y habian cerrado el recinto a cal y canto para comenzar al dia siguiente la demolición. Echamos fotos... la mala pata es que no las encuentro. De todos modos prefiero recordarla tal y como era... Espero que os haya gustado el reportaje. Gracias por vuestro tiempo.