viernes, 29 de mayo de 2009

La hacienda San Jose

Esta hacienda es también conocida como Coto Tejera. Se encuentra al final de una calle... no daré la localización ya que podrían colarse gamberros y destrozarla más de lo que está. Por desgracia la última vez que fuimos ya le faltaba la puerta principal y había un equipo de airsoft dentro.




Es una mansión preciosa que tiene torre señorial y capilla.



La primera vez que fuimos, nos impresionó mucho la torre señorial. Era la primera vez que dábamos con una casa que la tuviese.



Entramos en el patio interior y nos encontramos muchas puertas que lleban a diferentes sitios de la casa.





A la derecha está la parte de la bodega.



Nos adentramos en el pasillo de la derecha. Hay una habitación, que posiblemente era la cocina.




En la siguiente puerta hacia la izquierda había unas escaleras que antiguamente llevaban al techo... Al final del pasillo está la torre señorial.






A la izquierda de la torre señorial hay una puerta que lleva a la bodega. Por desgracia la última vez que fuimos solo encontramos sus escombros.




Ahora nos encaminamos a la parte izquierda de la mansión. Ésta es la habitacion más grande de la casa. Nos llamó mucho la atención.




Continuamos por los pasillos encontrando varias habitaciones... En una de ellas encontramos una palmera grandísima en su interior.







Y ahora el plato fuerte... al menos para mí lo fué: La capilla...








Es el lugar más bonito de la casa. Nunca habíamos visto nada igual en ningún abandono. El resto de la estancia era más común. Parecía que no formara parte del estilo de la casa... Seguramente fuese una parte construida más recientemente.




Había una escalera muy oscura hacia el piso de arriba. Pero solo era un cuartito.







Y por último... unas cuantas fotos del exterior.





Esperemos que os haya gustado. 

miércoles, 22 de abril de 2009

La casa salinera Dolores

La carretera (San Fernando - Cádiz) separa la casa salinera del molino de agua. Por tanto es preferible ir a cada una por diferentes caminos, ya que esa carretera es muy peligrosa. Hay rutas para llegar a cada sitio en Internet.

La primera vez fuimos por la noche. Era un día muy frío y con fuerte temporal. La instancia oscura y tétrica nos impónia bastante


El paisaje cambió mucho cuando volvimos una tarde calurosa de Septiembre. Se convirtió en un lugar que inspiraba tranquilidad y resultaba muy agradable estar allí.



Entramos al patio interior. En éste habia varias puertas que llebaban a diferentes lugares de la casa.




La primera habitación a la derecha, daba paso a otras dos. En una de ellas habia una especie de literas. Habia tambien una puerta que daba al piso de arriba, pero no habia ningun lugar por donde subir.



Ahora nos adentramos en la habitación mas grande de la casa. No sabemos que uso podía haber tenido...


Salimos a la parte de atrás encontrándonos con los bebederos o caballerizas.



Ésta era la parte mas deteriorada de la casa... estaba prácticamente en ruinas. Solo quedaba una habitación en pie.



Estaba empezando a anochecer y empezamos a ver ratas correteando por la parte trasera y removiendo los arbustos. Había muchas...




Le fuimos dando un rodeo a la casa hasta llegar de nuevo al patio principal, para ver las habitaciones que nos quedaban.



Había muchas habitaciones... más de las que recordábamos haber visto la vez anterior.




La oscuridad ya invadía la instancia... y eso significaba que era hora de coger el tren...



He leído por Internet que el Ayuntamiento piensa restaurarla... esperemos que sea cierto. Aquí nos despedimos de la Casa Salinera Dolores, esperamos que os haya gustado. Aquí os dejamos el vídeo del reportaje: